jueves, 9 de noviembre de 2017

Pido disculpas por no actualizar sobre la salud de Juan.
Eso para empezar.

En mi última entrada les contaba que Juan comenzaba a utilizar el cannabis medicinal. La mala noticia es que no funcionó. Por lo menos este tipo de aceite.
Con la dosis que le indicó el neurólogo, que era muy alta, tuvo un efecto contrario sobre las convulsiones. En lugar de calmarlas, disminuirlas, etc. , aumentaron en cantidad y en intensidad. Me asusté. Fueron días horribles.
Algunas mamás me dicen que no era la dosis indicada para él, que pruebe con dosis más bajas. Y es lo que estoy haciendo hace un mes. Pero no veo cambios de ningun tipo.
Tal vez sea como me dicen otros, que no es la cepa indicada, y que se yo.
Lo que me cuesta es entender por qué a muchos les hace bien, y a Juan no. Eso.
Veo casos milagrosos por todas partes. A Juan no le hizo nada. Nada bueno.

Este año fue bastante bueno para la salud de Juan. Tuvo varios cuadros respiratorios, uno de ellos con internación, pero pudo resolverlos.
Ahora estamos atravesando otro, pero de a poco va saliendo.

No es uno de mis mejores días.
Tal vez tendría que haberme puesto a escribir uno de esos días donde el optimismo rebalsa. No es el caso.
Pero es parte de la vida, no?

Mañana será otro día.

viernes, 10 de febrero de 2017

La primera gota

Soy la que dijo que ya no iba a probar ningún tratamiento para combatir las convulsiones de Juan.
Y acá estoy, a punto de comenzar en este camino nuevo que se llama: Cannabis medicinal.
Hoy Juan recibe la primera gota.
Mi cabeza es una revolución. Por un lado, la esperanza de ese alivio que Juan necesita, y por otro lado, el temor a que no funcione.
Hace 3 años que escucho hablar de este tratamiento, que veo casos por la tv, que hablo con mamás que lo usan en sus hijos. Y siempre mi pensamiento fue: no quiero ilusionarme.
Pero dos cosas me hicieron cambiar y tomar esta decisión.
El último año fue bueno para Juan, en el sentido que no tuvimos que internarlo, las veces que se enfermó pudimos manejarlo en casa.
Pero por otro lado, bajó mucho de peso y notamos que las convulsiones se incrementaron.
Hace 4 meses comenzamos a darle un sumplemento nutricional, sin lactosa, y enseguida recuperó peso. Y lo tolera muy bien!
Con respecto a las convulsiones, no sabemos por qué aumentaron. Yo digo que es el cambio hormonal por la edad, pero pueden ser muchas cosas. Sobre todo, puede ser el avance de esta enfemedad.
Así que este último tiempo pensé mucho en el cannabis, y la palabra oportunidad me sacudió bastante.
Juan merece esta oportunidad. Y se la vamos a dar.
Me puse en contacto con el neurólogo, para preguntarle cuál era su opinion y me llevé una sorpresa cuando él me dijo que estaba estudiando el tema hace años y que le parecía oportuno probar.
Lo primero que me indicó fue una serie de estudios médicos, para conocer desde dónde partimos.
Y después, preparamos todos los papeles que se necesitan para importar el aceite de Estados Unidos. (Charlotte's Web Hemp)
Y llegó el día.
Y encomiendo a Dios cada paso de esta nueva ruta.

En Argentina, a este tipo de medicamentos, se los llama Compasivos 
Y busqué el significado. Y entre tantos, me quedé con éste:
"La compasión es un sentimiento humano que se manifiesta a partir y comprendiendo el sufrimiento de otro ser"

Hoy, la primera gota.




martes, 17 de enero de 2017

Acá estamos!


                                                      Y así le decimos hola! al 2017...